• EL SISTEMA DE AFP ES UN MODELO DE AHORRO FORZOSO INDIVIDUAL, NO UN SISTEMA DE PENSIONES

     

    Como retroceder en el tiempo… esa fue la sensación que me quedó al ver al señor José Piñera, creador intelectual del sistema de AFP en El Informante, programa de entrevistas que conduce Juan Manuel Astorga en TVN. Digo esto porque la forma en que se comportó y trató de llevar la conversación, imponiendo sus términos con un lenguaje dictatorial, me hizo sentir que estaba de vuelta en los ochenta.

     

    Dicho eso, vayamos al fondo de la discusión. El sistema de fondos de pensiones. ¿Hoy existe que alguien pueda defender lo indefendible tal cual lo hizo este señor? La verdad no.

     

    No hay que haber estudiado en Harvard, como él, para darse cuenta que el sistema fracasó y que hoy nuestros adultos mayores viven sumidos en la pobreza después de una vida de trabajo y esfuerzo, con pensiones que alcanzan a cubrir precariamente sus necesidades básicas y, si por casualidad se llegan a enfermar costear los medicamentos se hace muy cuesta arriba.

     

    Me llamó la atención la forma en que reiteradamente habló de amistad cívica, cuando en ningún momento dejó que su interlocutor le realizara alguna pregunta y se negó persistentemente a presentar sus supuestas propuestas de perfeccionamiento del sistema.

     

    Tengamos claro, el sistema de AFP es un sistema de ahorro forzoso individual, no un sistema de pensiones. La idea, desde ya bastante tiempo es avanzar hacia un sistema solidario, lo que el señor Piñera llama expropiar, basado en tres pilares: Un aporte del Estado, otro del empleador, lo que se sumaría al ahorro individual.

     

    Nuestro país ha evolucionado. Los chilenos y chilenas nos damos cuenta que esto nos perjudica a todos y que a pesar de su arrogancia y ninguneo, hoy no vamos a dejar de opinar sobre algo que afecta a todas las familias de nuestro país, que dicho sea de paso, ven con tristeza que sus abuelos y abuelas sufren de la precariedad económica derivada de un sistema económico que este señor defendió a ultranza, diciéndonos que si no fuera por él, hoy el cincuenta por ciento de nosotros estaría sumido en la pobreza.

     

    Para terminar, habló de la “revolución neoliberal” que nos vino a salvar y defendió la Constitución del 80´, misma que estamos trabajando con todos y todas para modificar.

     

    Queremos una Constitución “hecha por y para los chilenos y chilenas”, no entre cuatro paredes.

    NOTA: Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el pensamiento de Colina Online SpA.