• INAUGURARON REMODELACIÓN DE LA HISTÓRICA CAPILLA DE PIEDRA DE BATUCO

    .

     

     

    LAMPA.- El sábado recién pasado se inauguró la remozada parroquia Nuestra Señora del Carmen, ubicada desde 1947 en calle Liray s/n, localidad de Batuco, y declarada Monumento Histórico en el año 1999 con el objeto de reconocer su estilo de pequeña capilla de campaña, un tipo de arquitectura tradicional en el Chile andino por cuatro siglos.

     

    La Capilla de Piedra, como mayoritariamente se le conoce, desde la conquista española hasta comienzos del siglo pasado, es uno de los últimos ejemplares sobrevivientes de dicho estilo. Fue diseñada por el arquitecto Jorge Yáñez, su estructura se compone de sólidos muros de piedra canteada, aleros, canes y otros elementos ornamentales que evidencian el oficio de artesanos y constructores que trabajaron con pericia materiales nobles como la piedra, madera y arcilla.

     

    Al visitarla, se puede conocer además la realidad del Hogar San Ricardo que está a cargo de la Obra Don Guanella, que acoge a 144 niños con capacidades diferentes, principalmente con daño neurológico profundo y que provienen de familias de escasos recursos, siendo la mayoría de ellos abandonados.

     

    Según indicó el padre Jorge Pintos, Director del Hogar San Ricardo, la Capilla de Piedra por mucho tiempo funcionó como Parroquia y hoy, aparte de ser un centro de espiritualidad, se ha convertido en un importante centro cultural de la comuna de Lampa. “A través de la Capilla de Piedra la gente llega al Hogar San Ricardo y de esa forma nosotros hemos podido promocionar la obra, la cual cumple una labor social muy trascendente en la comuna, acogiendo a niños en calidad de abandono y marginalidad”, señaló.

     

    Según antecedentes aportados por la comunidad Guanelliana, el Hogar recibe algunos financiamientos estatales, pero es principalmente mantenido por donantes particulares que colaboran para una obra que muchas veces conocieron inicialmente a través de la Capilla.

    Los terremotos naturales de los años 1985 y 2010 afectaron parte de la estructura en piedra del campo santo, por lo tanto se debió hacer un trabajo de reparación y reinstalación de piezas originales en pisos, muros y techos. Luego se intervino la desgastada apariencia, mediante la limpieza y remoción de todas sus partes añadiendo nuevas y amplias terrazas de piedra para ceremonias y eventos al exterior. A ello se suma la incorporación de espacios con una nueva iluminación y la construcción de un pequeño patio memorial, que guardará las cenizas de los difuntos locales, para perpetuar la relación de la Capilla y el Hogar con la comunidad.

     

    Con una inversión de 360 millones de pesos, de los cuales 180 fueron aporte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y la otra parte a través de donantes de la obra Don Guanella, la ceremonia de remodelación contó con la presencia de la gobernadora Adela Bahamondes y del cardenal Ricardo Ezzatti.

     

    Bahamondes, manifestó su gratitud por la invitación pues “hoy mantenemos viva la historia patrimonial de un pueblo que es declarado monumento para el Gobierno”.