• DIRECTOR DE JUNAEB INICIÓ PROGRAMA DE ALIMENTACIÓN ESCOLAR EN COLINA

     

     

     

    COLINA.- Con la presencia del director (s) de Junaeb Marcelo Góngora, hoy a las 13 horas en la escuela especial Ernesto Soto Negrete se le dio inicio al Programa de Alimentación Escolar que en la provincia de Chacabuco beneficia a las familias de 24 mil 506 escolares de las comunas de Colina, Lampa y Til Til.

     


    Según explicó Góngora en entrevista con radio Sembrador, los alumnos de  la escuela Ernesto Soto, además de recibir alimentación escolar, están cubirtos por los Servicios Médicos del Programa de Salud del Estudiante, en las áreas de oftalmología, otorrino y columna, según lo requieran.  En 2016 pesquisó a nueve estudiantes en el área visual y cinco en el área auditiva.  Sumado a lo anterior, pueden recibir útiles escolares de libre disposición.

     


    Agregó que el Programa de Alimentación Escolar tiene como finalidad entregar diariamente servicios de alimentación (desayunos, almuerzos, once, colaciones y cenas según corresponda) a los alumnos en condición de vulnerabilidad de Establecimientos Educacionales Municipales Particulares Subvencionados  del país durante el año lectivo, adscritos al Proma de Alimentación Escolar, en los niveles de Educación Parvulario (Pre-kinder y Kinder), Básica, Media y Adultos, con el objeto de mejorar su asistencia a clases y contribuir a evitar la deserción escolar.

     

    “Se entrega una ración diaria de alimentación por estudiante, complementaria y diferenciada compuesta por desayuno, almuerzo y/u once, además en hogares se entrega desauyo, almuerzo, once y cena.  Cubre alrededor de un tercio de las necesidades nutricionales del día de los escolares de enseñanza básica y media y entre un 45 y un 50 por ciento de los requerimientos de los preescolares y en el caso de los hogares el 100 por ciento del requerimiento diario de los alumnos beneficiarios”, indicó.

     

    Acceden a este Programa los estudiantes focalizados de acuerdo a su condición de vulnerabilidad.  Para ello, la Institución procesa y analiza toda la información que considera el modelo de medición de la condición de vulnerabilidad para cerca de 3 millones de estudiantes del Sistema público, identificando con nombre y curso los listados de quienes tienen condición de vulnerabilidad.