• MÚSICO ANDINO MUERE TRAS ACCIDENTE DE TRÁNSITO EN AUTOPISTA LOS LIBERTADORES

     

     

    COLINA.- Como una tremenda pérdida fue calificado el lamentable deceso del apreciado músico de Los Andes  Luis Patricio Hidalgo Ibarra, que también era dueño de una empresa de transportes de trabajadores y pasajeros, quien perdió la vida a la edad de 34 años a consecuencia de un accidente de tránsito registrado en la Autopista Los Libertadores, en la jurisdicción de la comuna de Colina.

     

    Con profundo pesar la tarde del domingo en el Cementerio Parroquial de Los Andes se realizó el funeral, después de la misa oficiada a las 16:00 horas,  en la que se oró por el eterno descanso del difunto y el consuelo de sus familiares.

     

    SE ESTRELLÓ CON CAMIÓN CARGADO CON UVA

     

    Conforme a los antecedentes, el accidente ocurrió pasadas las 23:00 horas del jueves en la mencionada ruta, en el tramo entre el Túnel Chacabuco y la plaza de peaje, por donde transitaba en dirección sur la víctima fatal conduciendo su automóvil particular marca Geely, patente DCKX-94, cuando al avanzar por el kilómetro 47 violentamente se estrelló con la parte trasera de un camión que transportaba bines cargados con uva.

     

    Versiones señalan que el malogrado conductor se encontró repentinamente con el camión, luego que otro automóvil que le antecedía realizara una maniobra de adelantamiento a dicho vehículo de carga, sin tener tiempo para reaccionar y esquivarlo.

     

    Producto del impacto, el automóvil quedó destruido en su parte frontal y con su conductor herido y atrapado, siendo arrastrado algunos metros al quedar enganchado.

     

    Ante lo sucedido, el chofer del camión detuvo su marcha, bajó para prestar primeros auxilios y efectuó los llamados respectivos a los organismos de emergencia solicitando su presencia.

     

    Hasta el lugar acudieron personal de la Autopista Los Libertadores, la Unidad de Rescate del Cuerpo de Bomberos de Colina, paramédicos y ambulancia del Samu, que asistieron al accidentado, lo liberaron y retiraron del automóvil, siendo subido a la ambulancia practicándole maniobras de reanimación y de estabilización para el traslado a un centro asistencial, sin embargo debido a las graves lesiones sufridas, tanto externas como internas, Luis Hidalgo dejó de existir.

     

    De acuerdo a lo señalado por familiares, al momento de producirse el accidente de tránsito, la víctima iba a buscar a uno o dos guardias de seguridad al Peaje de Lampa.

     

    También se constituyeron funcionarios de Carabineros de la Tenencia de Carreteras de Colina, que realizaron las primeras diligencias y resguardaron el sitio del suceso, para posteriormente hacerse presente personal de la Siat de Santiago que desarrollaron los peritajes respectivos que permitirán determinar la dinámica y causa del fatídico accidente vial.

     

    Tras la labor policial el cuerpo fue levantado y remitido al Servicio Médico Legal de Santiago, donde la mañana del viernes se efectuó la autopsia para determinar la causa precisa del fallecimiento.

     

    Luis Hidalgo Ibarra era hijo de Patricio Hidalgo y Adriana Ibarra, dejando a su temprana muerte a tres hijos, Mayerli (14), Sofía (12) y Luis Ignacio (8).

     

    El malogrado músico andino fue ampliamente conocido en la zona como “El Charro de los Hoyitos” y “Luisito Hidalgo”.

     

    Se inició a los 6 años cantando rancheras y concursando en diversos festivales, incluso grabando una producción en cassette. Sus presentaciones eran particulares, ya que hacía espectáculos montado en el caballo “Pigrillo”.

     

    Posteriormente continuó en la música tropical, formándose en los conjuntos Los Gavilanes.5 y Banda.5, para luego formar su propio grupo Combo Juventud, después seguir con Profecía Tropical y en la actualidad en la Agrupación La Combinación Perfecta. Tocaba teclado y acordeón, además de interpretar algunas canciones.

     

    Asimismo, Hidalgo había formado una pequeña empresa de transportes de trabajadores como de pasajeros, contando con furgones en los que trasladaba a personal de empresas contratistas de la minería y guardias de seguridad.

     

    También llegó a tener tres automóviles para el traslado de pasajeros, pero en la actualidad mantenía uno que presta servicios como móvil en la empresa Radiotaxis Cordillera.