• EN FEBRERO DEL PRÓXIMO AÑO SERÁ INAUGURADA LA REMODELACIÓN DEL MONUMENTO DE CHACABUCO

     

     

    COLINA.-  A comienzos de diciembre, pero hace 200 años, más de seis mil soldados argentinos y chilenos se preparaban en secreto en las cercanías de Mendoza para cruzar la cordillera de los Andes y liberar a Chile del dominio español, hazaña que culminaría con éxito con la victoria en Chacabuco el 12 de febrero de 1817.

     

    Hoy, a pocos meses de la conmemoración del bicentenario de esa fecha y en el mismo lugar donde se desarrolló la batalla, se está concretando una ambiciosa remodelación y ampliación al Monumento a la Victoria de Chacabuco, ubicado a 60 km de Santiago en la autopista Los Libertadores, así como la recuperación de la hacienda, de un antiguo monumento y de un mirador vinculado al combate.

     

    La iniciativa pretende establecer el primer “centro de interpretación abierto” del país; es decir, un museo al aire libre al estilo europeo donde, a través de gráfica y elementos audiovisuales, los visitantes puedan ver directamente y a escala real cómo se desarrollaron estos hechos históricos. “Las ventajas de este estilo es que son atractivos porque en museos cerrados te enfrentas a escalas menores, de persona a objeto; acá el ser humano pierde su escala y se enfrenta a algo monumental”, explica Felipe Ovalle, arquitecto del proyecto.

     

    El sector también incluirá áreas verdes y de servicios, y podrá contar con comercio y restaurantes en un futuro cercano.
    Roberto Arancibia Clavel, vicepresidente la Corporación de Conservación y Difusión del Patrimonio Histórico Militar, entidad impulsora de la iniciativa, explica que la remodelación no ha sido fácil, especialmente por el tema económico. En ese plano destaca el apoyo recibido de la Presidencia, el Ejército, la Municipalidad de Colina y de Enaex.


    Las Obras de remodelación serán inauguradas en el aniversario de la batalla, el 12 de febrero de 2017, en una ceremonia a la que asistirán los presidentes de Chile y Argentina, Michelle Bachelet y Mauricio Macri, respectivamente, así como autoridades españolas.
    Además, para recordar el bicentenario del Cruce de los Andes los ejércitos de ambos países pretenden realizar la ruta, lo que también harían cerca de un millar de motociclistas trasandinos.