• INTENDENTE ENTREGÓ 240 SUBSIDIOS HABITACIONALES Y RECIBIÓ EL DESCONTENTO DE VECINOS QUE SE MANIFESTARON POR PROYECTO CIGRI

    TIL TIL.- Luego de participar del lanzamiento de la  Cámara de Comercio y Turismo de Til Til y la entrega de subsidios habitacionales para 240 familias de esa comuna, el Intendente Metropolitano Claudio Orrego fue blanco de un grupo de manifestantes que protestan contra la determinación de la Comisión  de Evaluación Ambiental que aprobó la instalación del Centro Integral de Gestión de Residuos Industriales  (CIGRI), de la empresa CICLO CHILE S.A.

     

    Pese a la tensa situación que se generó cuando vecinos del lugar increparon a Orrego en medio de insultos y monedas, desde la Intendencia Metropolitana minimizaron lo ocurrido y resaltaron la importancia de las dos actividades efectuadas. 

     

    A través de su cuenta Twitter, el Intendente destacó su presencia con  emprendedores y locatarios de Til Til que ayer lanzaron la  Cámara de Comercio y Turismo, proyecto apoyado por el Gobierno Regional y el Servicio de Cooperación Técnica, SERCOTEC.

     

    La manifestación se suma a las ya protagonizadas por vecinos en el mes de abril en la Ruta 5 y la cuesta La Dormida con el objeto de impedir la construcción de CIGRI y a las gestiones del Alcalde de Tiltil, Nelson Orellana, quien viajó anteayer a Buenos Aires para exponer ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la problemática social y medioambiental que sufre la comuna.

     

    Alejandro Rojas, representante de la Corporación de Desarrollo Coherente en Til Til, explica que la comunidad le está exigiendo a la Intendencia que la planta a cargo de la empresa Ciclo Chile S.A. sea ubicada en otro lugar por la carga negativa de vertederos que existe en la comuna.

     

    Para Rojas, la única forma de revocar la aprobación del Centro Integral de Residuos Industriales (CIGRI) es presionar al Consejo de Ministros para que rechace su construcción. 

     

    El representante de la Corporación de Desarrollo Coherente indicó que “por parte de la alcaldía se han mandado cartas a los ministros y a la presidenta, pero todo ha sido denegado, no hemos conseguido respuesta. Lo único que nos queda ahora es protestar en las calles, ya no tenemos más opción”.

     

    CIGRI estará ubicado a tres kilómetros de la localidad de Rungue, será construido en 43 hectáreas, almacenará desechos tóxicos como baterías e hidrocarburos y, según estimaciones, recibirá el 75 por ciento de los residuos peligrosos de la Región Metropolitana.

     

    Si bien esta planta estará operativa por 30 años, los productos químicos quedarán en el lugar para siempre. Rojas agrega que se pronostica que la planta contenga la basura de 45 camiones diarios, lo cual afectará a las 17 mil personas que viven en la zona.

     

    Actualmente Til Til es considerada como una zona de sacrificio por quienes viven en el lugar, ya que se encuentra rodeada de vertederos, tiene dos relaves mineros, industrias contaminantes de diversos sectores y  una planta de cerdos.

     

    La razón de que esta comuna tenga un alto índice de contaminantes se debe a que el Plan Regulador Metropolitano, que fija las normas sobre el uso de suelos, no se ha modificado en 20 años. Esta normativa permite que los desechos sean depositados solo en algunas comunas de la Región, como Lampa o Til Til, las que décadas atrás no tenían tantos habitantes.