• GERENTE DE "CICLO CHILE" DICE QUE LLEGARÁ HASTA LA CORTE SUPREMA PARA RATIFICAR APROBACIÓN DE CIGRI

     

    TIL TIL.- Polémica han generado en la comunidad de Til Til las declaraciones realizadas por el gerente general de CICLO CHILE S.A. Damián Tomic, este domingo 7 de mayo en el diario La Tercera, en las que adelanta que llegará hasta la Corte Suprema con tal de ratificar la aprobación ambiental que obtuvo  el proyecto CIGRI  en diciembre pasado, pese al descontento en la comuna y del alcalde Nelson Orellana, quien busca  el fin del proyecto ante el comité de ministros.

     

    “En los últimos 20 años, Til Til ha recibido un conjunto de empresas y de proyectos que han operado de manera deficiente, que han tenido poca consideración y compromiso con sus comunidades vecinas y, por lo tanto, poco impacto en lo que ha sido el desarrollo de esta comuna”, indicó Tomic.

     

    Agregó que “el 7% de las utilidades de este proyecto, por un mínimo garantizado de 2.000 UF anuales, lo que hoy es un poco más de $ 50 millones. Todos los años se va a destinar un monto mínimo de $ 50 millones a la comunidad de Rungue. ¿A través de qué vehículo? Queremos que se constituya una corporación integrada y dirigida por los vecinos donde ellos, de la manera más participativa posible, definan en qué proyectos o servicios se gastarán los recursos”.

     

    Consultado sobre qué hará CICLO CHILE S.A. si los ministros votan en contra del proyecto CIGRI, Damián Tomic expresó que “hay  que seguir por la vía formal que existe. Lo que resuelva el comité de ministros es apelable a los tribunales ambientales. Después, eventualmente, eso puede evolucionar a los tribunales ordinarios de justicia, y en última instancia se zanjará en la Corte Suprema. Iremos de la misma manera a todas las instancias donde haya que respaldar la aprobación ambiental que obtuvimos”.

     

    Con respecto a la postura de rechazo que ha adoptado el alcalde de Til Til, Tomic indicó que “desde el día uno hemos sido súper transparentes y derechos con la autoridad local municipal. Cuando tomamos la decisión de desarrollar este proyecto, estoy hablando de 2013 y principios de 2014, a la primera persona que le fuimos a contar fue al alcalde. Desde ese entonces ya teníamos, por ejemplo, la propuesta del Acuerdo de Asociatividad para compartir utilidades con la comunidad de Rungue”.

     

    ALCALDE NELSON ORELLANA

    Por su parte, el alcalde Nelson Orellana consideró importante precisar y hacer un contrapunto respecto de las opiniones que el gerente general de CICLO expresó al matutino. “El señor Tomic realiza un análisis muy liviano y superficial respecto del problema medio ambiental que enfrenta TilTil, insinuando, entre otras cosas, mala gestión medioambiental por parte de todas las autoridades y empresas que en los últimos 20 años se han instalado en la comuna y que generan algún impacto negativo. De sus palabras se desprende que sólo su proyecto denominado CIGRI sería responsable y seguro”, manifestó Orellana.

     

    Agregó que “el señor Tomic pretende hacer creer a la comunidad que el municipio y concejo comunal en pleno, por el sólo hecho de haber estado informado de su proyecto, estaban de acuerdo con la instalación de este basural. Nada más alejado de la realidad y él lo sabe. Desde el día uno en que CICLO se hizo presente ante el concejo municipal, se le dijo fuerte y claro: ‘No permitiremos la llegada de ningún otro proyecto contaminante a la comuna’.

     

    Orellana consideró que “Damián Tomic demuestra un desprecio por las autoridades comunales que deben velar por el bienestar social de su población, toda vez que ‘negocia’  acuerdos secretos o, al menos, poco transparentes con grupos de vecinos, tratando de poner a estos mismos en contra del alcalde y su administración municipal. Quiere hacernos creer que la contaminación y la salud de toda una comunidad puede ser tratada y definida por él o quienes él mismo determine”.

     

    Añadió que “el señor Tomic piensa que solo con dinero se hacen bien las cosas. Me asombra y entristece escuchar su promesa de entregar 50 millones de pesos cada año a los vecinos de Rungue. Qué ironía más grande. Sr. Tomic, ¿usted cree que con 50 millones de pesos al año se puede comprar la vida humana?”.