• VERTEDERO DE RESIDUOS INDUSTRIALES PELIGROSOS SERÁ CONSTRUIDO A 3 KILÓMETROS DE RUNGUE

     

     

    TIL TIL.- Por “votación unánime” de sus miembros en una reunión efectuada ayer 29 de diciembre al mediodía, la Comisión de Evaluación Ambiental  a cargo del Servicio de Evaluación Ambiental del  Gobierno de Chile, SEA, determinó darle aprobación al proyecto CIGRI de  la empresa CICLO CHILE  S.A., que pretende instalar un nuevo relleno sanitario que acoja residuos industriales peligrosos en la comuna de Til Til.

     

    El proyecto se ubicaría en el sector de Los Ciruelos, a 3 kilómetros del pueblo de Rungue, y a 1 km hacia el interior desde la carretera 5 Norte. Tendría una superficie de 43 hectáreas, una vida útil estimada en 30 años y una capacidad de almacenamiento de 3 millones de metros cúbicos.

     

    Para el abastecimiento de residuos se estima un flujo de entre 50 y 60 camiones diarios, que en conjunto transportarían 500 toneladas de materiales altamente tóxicos.

     

    La Municipalidad de Til Til lamentó la determinación y señaló mediante un comunicado publicado en su sitio web  que “no logramos comprender ni aceptar que “nuevamente el hilo se corte por lo más delgado”.

     

    Según el Municipio, entre los impactos previsibles se encuentran: efectos negativos sobre flora y fauna, emisión de material particulado y posibles daños a restos arqueológicos y poblaciones humanas vecinas.

     

    “Qué triste es asistir a una reunión de hechos consumados e intereses creados donde  la ley del más fuerte e inequidad social se impone sobre la justicia que reclamamos los ciudadanos comunes”,  indicó el comunicado.

     

    “Hoy -ayer- fuimos burlados y vulnerados en nuestros derechos más esenciales. Asistimos a una sesión de votación donde  se nos coartó cualquier posibilidad de discusión, apelación y veto, reduciendo todo el clamor de una comuna a la intervención por 3 minutos de nuestro alcalde Nelson Orellana, quien enérgicamente y con sólidos argumentos pidió la no aprobación de dicho proyecto. En este acto también mostraron su descontento los concejales Eva Aburto, María Delgadillo, Fermín Astorga y Rafael Manríquez junto a representantes de la sociedad civil, comité del medio ambiente y numerosos vecinos”, explicó el Municipio.

     

    “Esta nueva lacra continuaría engrosando la ya larga lista de pasivos ambientales que destruyen nuestro Til Til y sus habitantes: 2 rellenos sanitarios, 6 tranques de relaves mineros, 4 sub estaciones eléctricas, 1 granja pestilente de cerdos, 2 cárceles, 1 planta de tratamiento y residuos sólidos, transporte de basura por zonas urbanas con vertimientos de líquidos percolados. Todo ello en una comuna que posee el peor transporte interurbano de la región y que además sufre los embates de una sequía desde hace más de 10 años”, señaló.

     

    El Consejo Comunal y Medioambiental de Til Til, por su parte, también repudió la medida y manifestó que “aún quedan algunas instancias regulares para lograr revertir esto. Ciclo Chile S.A. con su proyecto industrial viene a colocar a Til Til la guinda de la torta de la destrucción ambiental de nuestra comuna histórica. Nuestra organización más las autoridades y funcionarios municipales han luchado incansablemente por defender desde la institucionalidad a Til Til de estos ataques alevosos. Pero ya un equipo está trabajando en un plan paralelo para evitar que los oligarcas y empresarios se sigan apoderando de nuestro amado Til Til”.

     

    Según  la empresa CICLO CHILE S.A. “no existe ningún riesgo para la salud de la población. CIGRI contará con estrictas medidas de seguridad que aseguran un tratamiento efectivo y el total aislamiento de los residuos tratados. Adicionalmente, se harán controles y auditorías ambientales externas y periódicas. Esta información estará permanentemente disponible para ser revisada y consultada por los vecinos de la comunidad”.

     

    El SEA tiene prevista la fecha definitiva del cierre de la evaluación del proyecto para el próximo 9 de enero de 2017. De aprobarse el estudio, se estima que el Centro se construirá durante el año 2018, para comenzar la operación el año 2019.